domingo, 30 de abril de 2017

Hay alternativas (Varios autores)



Libro: Hay alternativas.
Autor: Juan Torres, Alberto Garzón, Vicenç Navarro.
País: España.
Editorial: Sequitur.

Importante e interesante libro de estos tres prestigiosos economistas analizando la crisis actual y en donde nos muestran que hay alternativas a las duras recetas impuestas por el Fondo Monetario Internacional o el Banco Central Europeo.

Comienza con un prólogo de Noam Chomsky donde habla de la denuncia que ya hizo en 1978 el lider del sindicato del automovil estadounidense sobre las cada vez mayores diferencias existentes que se han ido acrecentando hasta nuestros días.

Los autores ya hablan en la introducción de que las declaraciones de Durao Barroso referentes al rescate de Grecia como la catástrofe como única alternativa, solo tienen como objetivo meter miedo.

Hablan también en esta introducción sobre las falsedades de las medidas de los neoliberales y que no quieren debate porque no pueden demostrar que sus propuestas son la solución.

En el capítulo uno analizan concienzudamente las causas que han llevado a esta crisis. Culpabilizan principalmente a las emisiones basura de hipotecas realizadas por los bancos estadounidenses pero situan sus orígenes en los comienzos de las políticas neoliberales de Ronald Reagan y Margaret Tatcher.

Estas hipotecas se convirtieron en una estafa y aquí aparecieron las agencias de calificación privadas para disimular los datos. Todo cambió cuando la Reserva Federal estadounidense subió los tipos de interés y estas hipotecas comenzaron a dejar de tener valor. Entonces los bancos dejaron de dar dinero lo que provocó que las empresas despidieran a trabajadores y los ciudadanos dejaran de consumir.

Los bancos se aliaron con los especuladores y fomentaron las burbujas inmobiliarias y los paraísos fiscales. Estos convencieron a los diversos gobiernos para que se facilitase la libre circulación de capitales.

Una de las consecuencias del neoliberalismo fue el fomento del individualismo. Otra de sus consecuencias son los salarios reducidos y el trabajo precario. Con estas políticas han aumentado las crisis financieras.

En el capítulo dos analizan las singularidades de la crisis española, hablando de las condiciones previas que han hecho que sea más grave que en otros países. 

Según los autores la economía española hereda ciertas ataduras del franquismo que se mantienen hoy en dia. La Transición se hizo favoreciendo a las fuerzas conservadoras. La agitación social del final de la dictadura no fue suficiente para romper con el modelo anterior.

Los empresarios más poderosos mantienen los mecanismos de protección nacidos en el franquismo. Esta estructura ha sido una de las causantes de la burbuja inmobiliaria.

Se ha heredado de la patronal la prepotencia del franquismo que no acepta cogestión empresarial ni colaboración con los agentes sociales. También se ha heredado la escasa dotación para la protección de los recursos sociales, así como una gran desigualdad.

Las causas de la crisis española son economía poco productiva y de poco valor añadido, pérdida del poder adquisitivo de los salarios y debilidad del mercado interno, crecimiento de la deuda privada y demonización de la pública, deterioro ambiental y dependencia del ciclo.

Proponen atajar estos males, ya que según ellos se hubiese producido crisis en España igualmente aunque no hubiese estallado la crisis mundial ya que el Banco de España y los responsables políticos fueron consentidores de la burbuja inmobiliaria y del aumento de la deuda privada.

El capítulo tercero está dedicado a los temas que hay que solucionar. Según los autores el G-20 no ha cumplido con los compromisos acordados en la última cumbre.

Hay que someter a las finanzas a los mismos principios que se les exige a las personas y empresas de responsabilidad, acabar con la desnaturalización del negocio bancario, poner fin al terrorismo financiero y vigilar a los vigilantes.

Señalan que la principal causa de la crisis es la falta de financiación a empresas y consumidores y que si no se garantiza que vuelva a fluir, difícilmente se saldrá de la crisis.

Se necesita pensar en nuevas actividades productivas entre ellas la cultura, el ocio, la creación, servicios sociales, etcétera. Reduciendo la desigualdad se consigue que las economías funcionen mejor.

El capítulo cuatro está dedicado a las condiciones para crear empleo decente. Según los autores hay poderosos grupos a los cuáles no les interesa el pleno empleo y así crear precariedad laboral. Las recetas de moderación salarial para crear empleo no son ciertas. Afirman que las escusas que ponen los empresarios para no poder crear empleo no son ciertas.

Ya Keynes demostró que la creación o destrucción de empleo está relacionada no con el coste del puesto de trabajo, sino con las circunstancias macroeconómicas, de si se tiene a quien vender el producto o no.

Dan como causa de la mayor tasa de desempleo en España incluso en tiempos de bonanza el escaso desarrollo del sector público. Dan como falsas las causas que alegran empresarios y políticos para reducir el gasto público.

Por suerte no todos los empresarios actuan con ideas neoliberales y siempre tratan de llegar a acuerdos con los trabajadores en beneficio de las dos partes. Hablan de fomentar este tipo de comportamientos empresariales.

El capítulo cinco lo dedican al déficil del gasto social y como los neoliberales lo están atacando aprovechando la crisis y como según los autores esto no es la solución.

Los datos demuestran que los países que tienen mayor dinamización económica son los que tienen mayor política social como los del Norte de Europa y el retraso que España sufre en este aspecto es por la larga dictadura padecida y por las influencias que todavia tienen los neoliberales que la sustentaron.

Los Estados que más han acusado la crisis son los que tienen menos gasto social como los del Sur de Europa y España a pesar de que aumentó mucho el gasto social entre 1978 y 1993 al aliarse con Convergència i Unió y tener que reducir su déficit al 3% para entrar en el Euro, volvió a bajar sus niveles de gasto social al ser reducidos los gastos en este apartado.

Todos los sectores sociales en España están por debajo de la media de la Unión Europea, desde sanidad hasta las pensiones, pasando por la educación, la vivienda y la dependencia.

Según los autores, la bajada de salario y la contención del gasto llevan a un estancamiento de la crisis. La productividad no va ligada a las horas de trabajo. No todos los países pueden ser competitivos.

Los principales problemas de la economía española al margen del desempleo y la falta de competitividad son entre otros la desigual distribución de la renta. Hay un alto porcentaje de trabajadores con salarios bajos. Curiosamente las empresas del Ibex 35 han obtenido beneficios durante el período de crisis.

La crisis ha demostrado que no se puede confiar en la banca privada. Hay que garantizar la financiación, reforzar la regulación y vigilancia, depurar responsabilidades, crear una banca pública, controlar la creación de dinero a través de la deuda, modificar la financiación de los bancos centrales, crear una banca ética y descentralizar el sistema bancario y monetario.

Las dos principales fallas que dificultan el aumento de ingresos son la economia sumergida y el fraude fiscal. Nos hacen ver que la deuda privada es por vivir por encima de nuestras posibilidades y la deuda pública por culpa de los políticos que despilfarran el dinero de los demás.

La liberalización de capitales ha provocado que muchas empresas se puedan descolocar si no les gustan las medidas o condiciones de un país determinado. El euro en realidad fue creado por las principales compañias europeas.

Ha contribuido a las desigualdades regionales. Con ello los países periféricos han perdido tejido productivo. Hace falta una coordinación política y hacienda europea, un nuevo estatuto para el banco central europeo, regulación financiera, control de capitales, impuesto sobre transacciones financieras, convenios colectivos a nivel europeo y democratización de las organizaciones europeas.

Una salida ante los planes de ajuste es dejar el euro. Pero tiene el riesgo de que el país que lo haga sufra agresiones por las instituciones financieras.

Hay que dar un golpe de timón en la política mundial como democratizar las instituciones, realizar planes de estímulo, renegociar la deuda, regular la financiación internacional, controlar la ingenieria financiera, un nuevo sistema monetario internacional, acabar con el cinismo del comercio internacional y un nuevo gobierno y justicia económica global.

Según los autores lo primero son las personas.  La economia no suele contabilizar entre otras cosas el trabajo doméstico. Creen que se puede cambiar la sociedad. La concentración de medios de comunicación en pocas manos hace que la sociedad no perciba la realidad económica. Piensan que otro mundo es posible y que son necesarios cambios políticos.

Se muestran partidarios del movimiento 15M porque piensan que puede traer ese aire fresco tan necesario y que se necesitan cambios políticos. Hay que informar a la ciudadania que hay alternativas posibles y mejorar con ellas la insuficiencia democrática de España, resultado de la influencia conservadora durante la Transición.

El libro finaliza con 115 propuestas concretas para llevar a cabo estas alternativas dividido en gobernancia mundial, sistema financiero y monetario internacional, justicia global, comercio internacional, constitución de un auténtico estado confederal europeo, instituciones económicas, europa y la economia internacional, respuestas a la crisis, respuestas a la crisis en España, sistema financiero, modelo de producción y consumo, desarrollo empresarial, fiscalidad, creación de empleo y derechos laborales, derechos sociales, educación y política.


jueves, 27 de abril de 2017

Ahora te toca a ti (Andrés Almada)



Libro: Ahora te toca a tí.
Autor: Ariel Andrés Almada.
País: España.
Editorial: Temas de hoy.
Colección: Vivir mejor.

Este libro está dirigido a todas aquellas personas que hartas de buscar empleo sin resultado, deciden lanzarse a crear su propio negocio pero que no saben como ni en que.

Es un libro adecuado para el momento que vivimos en el cuál las empresas estan contratando y contratarán a poca gente pero en el cuál hay mucho trabajo por hacer.

Con las veinte estrategias descritas en el libro se puede crear una fuente de ingresos sin depender de los mercados y en la mayoría de ellas sin moverse de casa.

En estas mismas estrategias se descubre donde están las oportunidades incluso en plena crisis, como crear un negocio sin recursos, como crear proyectos con mínimo capital y donde se encuentra el dinero para emprender.

Nadie va a solucionar el problema por nosotros y si queremos tomar las riendas de nuestro propio futuro en este libro se encuentran las mejores herramientas que se necesitan, constituyendo una de las mejores inversiones que se pueden realizar.