miércoles, 11 de marzo de 2015

Miedos de los vendedores

Se dice que hablar en público o con otra persona, es un miedo superior incluso a la muerte. Es por ello que muchos comerciales tienen miedo a realizar sus presentaciones. El principal motivo es el miedo al fracaso, complementado con el miedo al rechazo.

Vivimos en un mundo de condicionamiento negativo, estando nuestra sociedad presa del factor miedo en todo momento. Constantemente se nos recuerda entre otras cosas, que nos hagamos con una alarma antirrobo o que nos aseguremos.

Esto hace que ese miedo se lleve consigo al puesto de trabajo y da lugar al miedo al fracaso. Esto da lugar a que se instale en la mente.

Este miedo al fracaso o al rechazo se puede evitar cambiando actitudes como "he fracasado" por afirmciones como "he aprendido lo que no tengo que volver a hacer" para instalarnos así en una mentalidad totalmente distinta.

Esto en ventas da lugar a diversos tipos de fracasos que los podemos dividir en externos e internos. Entre los externos tenemos:

- Fracaso en prepararse.
- Fracaso en establecer contactos.
- Fracaso en realizar una venta.
- Fracaso en cumplir con una cuota.
- Fracaso en mantener un puesto de trabajo.

Estos fracasos externos llevan a los fracasos internos que serían los siguientes:

- Maldecirlo.
- Negarlo.
- Evitarlo.
- Presentar excusas sobre él.
- Acusar a otras personas.
- Abandonar.

Pero el auténtico fracaso se produce cuando se decide a abandonar, pero para evitar esto, tenemos diferentes etapas que serían las siguientes:

- Contemplar los fracasos como acontecimientos, no como personas.
- Buscar el porqué y encontrar la solución.
- Hacer una lista de oportunidades.
- Preguntarse ¿qué he aprendido? e intentarlo de nuevo
- No deprimirse juntándose con otros fracasados, buscando una persona que tenga éxito y juntarse con ella.

Algunas cosas que también se pueden hacer para evitar la etapa de abandono son:

- Crear un entorno nuevo.
- Cultivar asociaciones nuevas.
- Acceder a información nueva.
- Forjarse una mentalidad nueva.

Ya que siempre es demasiado pronto para abandonar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario